No necesitas ser fuerte todo el tiempo

Agradezco infinitamente que generalmente siento una fuerza interior imparable, que es como una locomotora. Esta fuerza, que además me trae paz, también me alienta a seguir luchando con una sonrisa y agradeciendo siempre las bendiciones recibidas y a levantarme cada día esperando lo mejor. Pero no siempre me siento así, hay días en los que no me siento tan fuerte, ni tan animada, y q solo quisiera hacerme bolita. Lo mejor q puedo hacer esos días es justo eso, hacerme bolita, voltearme a ver con comprensión y dejarme sentir lo que sea que me provoca estar así. No es fácil explicarlo, porque a veces hay una explicación evidente atrás, a veces puede ser por una tontería, pero entiendo q está bien, q no siempre soy tan fuerte, q se vale llorar, q se vale sentir miedo, que me puedo enojar, y q luego me levantaré, me sacudiré las rodillas raspadas y seguiré caminando como siempre, que la locomotora sigue, solo debía parar en una estación a hacer una pequeña pausa que me sirve para agarrar aire y retomar fuerzas.

45 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Es increíble cómo pasan las cosas, todavía no puedo creer que mi mamá trascendió en esta vida hace unos pocos días. Mi mamá estuvo hospitalizada y con un muy probable diagnóstico de cáncer de ovario i

Ahora, puedo contarles, que después de más de 8 años de lucha contra el cáncer de ovario, hemos llegado al punto donde ya no son viables más quimioterapias, ni radioterapias, no cirugías. Hace algunos

Durante muchos años me negué a leer/escuchar/investigar sobre la expectativa de vida del cáncer de ovario. Como sabía que eso me llenaría de miedo y preocupación, de manera contraria a mis metas, deci