Aprendiendo a pedir ayuda

Yo estaba acostumbrada a arreglármelas como fuera para resolver problemas y contratiempos por mí misma, dentro de esa necesidad imperante de ser autosuficiente. Es muy padre poder decir "yo hice todo esto", pero no me daba cuenta de lo demandante que esto era hacia mí misma y lo que estaba imponiéndome a mí misma.

A algunos nos cuesta demasiado trabajo pedir ayuda, al igual que aceptarla cuando nos la ofrecen. Y aunque al principio lo sufría, ¿porqué no dejarme ayudar?. En muchas ocasiones es un alivio para el alma el poder apoyarnos en los hombros de otra persona. Yo diría que a veces es hasta un alimento para el alma!

A veces, el recibir ayuda de desconocidos, llega de la manera más inesperada y nos puede sorprender muchísimo. En mi caso, fue reconfirmar que siempre hay alguien dispuesto a ayudar desinteresadamente, solo por el simple hecho de ayudar, y esto me hizo recobrar la fe en el universo, y entender que la ayuda que uno necesita va a llegar tarde o temprano.

Al mismo tiempo entendí la importancia sobre el granito de arena con el que puedo contribuir cuando ayudo a alguien. Para mí, el poder ayudar es una experiencia reconfortante, vivificante y tan hermosa que ahora me esmero aún más en ayudar de alguna manera siempre que puedo, para retribuir un poco de lo mucho que he recibido. El poder dar por amor y con amor es un regalo maravilloso no solo para el que lo recibe, también para el que da.

Pedir ayuda implica el tener la humildad suficiente como para reconocer que nosotros solos no podemos con todo, pero es muy importante el poder ver que siempre tenemos una red de gente a nuestro alrededor que con mucho cariño siempre están dispuestos a ayudarnos, a aligerarnos la carga y sentiremos alivio, y podemos apoyarnos un momento en ellos. La ayuda puede llegar de muchas maneras, desde un mensajito acompañándonos en el proceso, acompañarte a una cita, a una quimio, a veces simplemente con escucharte, distraerte, darte un consejo, se puede presentar de mil maneras, y en la forma que se presente, siempre es un gran apapacho y se agradece infinitamente.

Así que, GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS infinitas!!

69 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Es increíble cómo pasan las cosas, todavía no puedo creer que mi mamá trascendió en esta vida hace unos pocos días. Mi mamá estuvo hospitalizada y con un muy probable diagnóstico de cáncer de ovario i

Ahora, puedo contarles, que después de más de 8 años de lucha contra el cáncer de ovario, hemos llegado al punto donde ya no son viables más quimioterapias, ni radioterapias, no cirugías. Hace algunos

Durante muchos años me negué a leer/escuchar/investigar sobre la expectativa de vida del cáncer de ovario. Como sabía que eso me llenaría de miedo y preocupación, de manera contraria a mis metas, deci